Daisaku Ikeda

Es un filósofo budista, escritor prolífico y poeta laureado, reconocido como uno de los mayores intérpretes del budismo, que ha extraído la infinita sabiduría de esta religión para ayudar a la humanidad a sobrepasar muchos de los problemas que enfrenta hoy en día.

Ikeda nació en Tokio el 2 de enero de 1928. Durante la Segunda Guerra Mundial experimentó los horrores de la guerra a través de la muerte y devastación que lo rodeaba, incluyendo la muerte de su hermano mayor que había ingresado al servicio militar. Es por esto que desde su adolescencia desarrolló un profundo sentimiento pacifista y un respeto hacia aquellos que habían sufrido la persecución del Estado japonés por sus creencias anti-bélicas y que aún así no habían comprometido sus convicciones.

En 1947, a los 19 años de edad, Ikeda conoció a Josei Toda, quien llegó a ser su mentor, y al poco tiempo se unió a la Soka Gakkai. Al mismo tiempo comenzó a trabajar como editor para una revista infantil que publicaba el Sr. Toda. Así, llegó convertirse en la persona más confiable de Toda tanto en sus negocios como en la organización. Ikeda trabajó al lado de su maestro por más de una década para formar y desarrollar el movimiento de la Soka Gakkai para la paz, la cultura y la educación.

Dos años después de la muerte de Toda, Daisaku Ikeda asumió como el tercer presidente de la Soka Gakkai en mayo de 1960. A partir de aquí, la organización sufre una explosiva expansión, tanto en Japón como en el resto del mundo.

En enero de 1975, Ikeda pasó a ser presidente fundador de la Soka Gakkai Internacional, cargo que desempeña hasta la actualidad.

Ikeda ha sostenido y sostiene diálogos con líderes políticos, culturales e intelectuales de todo el mundo, convencido de que el diálogo sincero puede tener un efecto profundo en el pensamiento de los hombres y abrir el camino para el entendimiento entre los pueblos. Al mismo tiempo, ha venido trabajando a fin de promover el diálogo y el intercambio cultural entre los países, con la convicción de que la cultura y la educación pueden inspirar el respeto mutuo y crear los puentes que permitan el establecimiento de una paz duradera. Con esta misma intención cada año elabora una Propuesta de Paz dirigida a la Organización de Naciones Unidas, en la cual trata diversos puntos sobre la paz, las políticas armamentistas, la educación y el medio ambiente.

En reconocimiento a sus esfuerzos en pro de la paz mediante el diálogo, la diplomacia entre ciudadanos, y el intercambio entre culturas, Daisaku Ikeda ha recibido 200 títulos honorarios académicos, así como también ha recibido distinciones honoríficas de múltiples organismos internacionales y países. Ha sido distinguido con la Medalla de la Paz de las Naciones Unidas (1983), el Premio a la Tolerancia Internacional del Centro Simón Wiesenthal (1993) y el Premio Humanitario Rosa Parks (1994).

A través de los años, el Presidente Ikeda se ha transformado en un prolífico escritor y poeta, publicando diversos libros en japonés y en otros idiomas sobre distintos temas, que abarcan desde la filosofía budista, pasando por diálogos con personalidades internacionales hasta los cuentos infantiles.

Gracias a su afición por la fotografía ha producido infinidad de tomas a lo largo de sus viajes por Japón y el resto del mundo, las que se han recopilado y sirven de base para exposiciones fotográficas itinerantes que dan la vuelta al mundo, bajo la denominación de "Diálogos con la Naturaleza".

Durante su presidencia ha fundado las siguientes instituciones:


- Universidad Soka
- Universidad Soka de los Estados Unidos

- Instituto Superior Soka para Señoritas

- Escuela Soka de primera y segunda enseñanza básica y superior

- Jardín de Infantes Soka

- Asociación de Conciertos Min-On
- Museo de Arte Fuji de Tokio
- Centro Bostoniano de Investigaciones para el Siglo XXI
- Casa Literaria Víctor Hugo

- Instituto de Filosofía Oriental
- Instituto Toda para la Investigación sobre la Paz Global

Volver